¿Sabías que la mayoría de personas nunca consiguen sus objetivos?

Uno de los prinicipales errores que las pesonas cometen cuando se plantean sus objetivos esta precisamente en como definen estos objetivos. Aprender a definir bien tus objetivos es una habilidad imprescindible si quieres tomar el control de tu vida y conseguir el éxito en tus propios términos.

En este artículo encontrarás las 5 claves que propone la PNL para definir tus objetivos de forma que aproveches al máximo tus recursos conscientes e inconscientes para crear aquello que quieras en tu vida.

CLAVE #1: Tu objetivo debe estar DEFINIDO en POSITIVO

Muchas personas tienen muy claro aquello que no quieren pero nunca se toman el tiempo de clarificar que es aquello que quieren. Tube una clienta que tenía muy claro que no quería ponerse nervisa delante de su jefe. Y cuanto más pensaba en eso, más nerviosa se ponía.

¿Te ha pasado alguna vez? Definir tus objetivos en negativo crea una representación mental en tu cabeza que puede hacer que precisamente aumentes tus posibilidades de crearla en tu realidad. Se llama entrenamiento mental y tiene poderosos efectos en tu neurología.

“Allí en donde pones tu atención, es en donde pones tu energía”..

Asegúrate que tu forma de definir tus objetivos dirija tu atención hacia donde quieres dirigir tu energía.

Entonces:

  • ¿Que es lo que quieres?

Si te sigue viniendo en mente una respuesta negativa piensa:

  • Vale, si no quiero esta situación: ¿Qué es lo que quiero en su lugar?

Por ejemplo si no quieres sentirte nervioso:

  • ¿Cómo quieres sentirte?

¿Relajado?

¿Alerta?

¿Motivado?

Clarificar el resultado deseado en tu cabeza es el primer paso para crearlo en la realidad y una vez lo hagas, el resto del camino será mucho más fácil.

CLAVE #2: Definido SENSORIALMENTE

Experimentas la realidad a través de tus 5 sentidos, de igual forma también experimentas tu mundo interior a través de éstos.

Y para la definición de objetivos los sentidos que más nos importan son: el visual, el auditivo y el kinestésico ( en particular, tus emocions).

Es decir, tu creas imágenes en tu mente, oyes sonidos y voces y todo esto te hace sentir ciertas emociones.

Teniendo esto en cuenta es importante que definas tus objetivos a través de estos 3 sentidos. De esta forma estarás definiéndolos en el lenguaje de tu mente inconsciente. Con lo que te será más fácil enfocarte y motivarte para conseguir aquello que te propongas.

Para hacer esto responde a esta pregunta:

  • ¿Qué es aquello que vas a ver, oir y sentir que te hará saber que has conseguido tu objetivo?

CLAVE #3: Iniciado y mantenido por ti

¿Qué te toque la lotería? No

¿Qué X persona se enamore de ti? No

¿Qué la economia cambie ? ¡No!

La cruda realidad es que hay muchas cosas fuera de tu zona de control y es tentador pensar que esta zona de control es más grande de lo que es.

Si quieres optimizar tu vida invierte tu energia allí donde va a tener un mayor impacto positivo y disciplinate a que tus objetivos (grandes y pequeños) estén siempre dentro de tu zona de control.

De esta forma acabarás ampliando ésa zona de control y, a la larga, te darás cuenta que puedes conseguir mucho más de lo que antes habias creido posible.

Dirige tu atención hacia aquello que tu puedes hacer para crear los resultados que quieres crear.

Por ejemplo. Una amigo mío quería que cierta persona se enamorara de él. Le propuse que redefiniera así su objetivo.

¿En qué tipo de persona deberías convertirte tu para que el tipo de persona que te gusta (e incluso ésa persona) se enamore ti? o se sienta atraída por ti, le valga la pena estar en una relación contigo…etc.

Mejorarse sí mismo es algo que si que estaba dentro de su zona de control. Decidirse a hablar más con esa persona es algo que también estaba dentro de su zona de control. Conseguir que la otra persona quisiera estar con él, no necesariamente.

Si este es tu caso, ¿Puedes influir en esto?, claro. Pero el objetivo, que dependa de ti.

CLAVE #4: Mantiene la intención positiva del estado actual

Prácticamente todos los comportamientos que llevas a cabo tienen una intención positiva o són un hábito que se formó buscando una intención positiva.

Cuando te planteas un objetivo tienes una situación actual y una situación deseada.

Analiza si hay una intención positiva en aquello que estás haciendo ahora que está creando tu situación actual y, si la hay, que define tu objetivo de forma que mantenga esta intención positiva.

Ahí va un ejemplo:

Juan quiere dejar de fumar, pero fumar es la forma que tiene de gestionar el estrés. Si simplemente deja de fumar sin buscar una mejor estrategia de gestionar el estrés. Le va a ser mucho más deficil conseguir su objetivo y es posible que en el caso de conseguirlo acabe con otra mala estratégia de gestión del estrés por ejemplo, comiendo en exceso.

Si Juan toma consciencia el para qué está utilizando el tabaco puede centrarse en desarrollar una forma sana de gestionar sus emociones. Por ejemplo meditar, salir a dar una vuelta o utilizar su respiración.

CLAVE #5: Ecológico

Debes tener claro como puede interferir tu objetivo con el resto de áreas de tu vida, para evitar pagar un precio demasiado alto por el mismo. De hecho, hacer un buen cálculo de riesgos te ayudará no solo a proteger aquello que es importante para ti mientres trabajas para conseguir tu objetivo, sino también a reducir resistencias internas y enfocarte mejor hacia ése objetivo.

Para aplicar esto haz una lista de las áreas de tu vida que són importantes para ti:

Salud, família, amigos, trabajo, dinero.. las que sean.

Una vez tengas hecha esta lista, área por área pregúntate:

  • ¿Qué es lo peor que podría pasar respecta a X en el camino a conseguir este objetivo?
  • ¿Es este un precio que estás dispuesto a pagar?

Y sobretodo si la respuesta a la pregunta anterior es NO:

  • ¿Cómo puedes evitarlo? ¿Qué estrategias puedes poner en práctica para evitar que pase?

Cuando tomas decisiones que no son congruentes con tus valores, te va a ser más dificil enfocarte y motivarte y, a la larga se provoca un desgaste emocional que acaba dificultando mucho continuar avanzando.

En cambio, cuando tus decisiones son congruentes con aquello que te importa, cuando tus objetivos son ECOLÓGICOS de forma que estás respetando aquello que es importante para ti, tu inconsciente esta mucho más libre de resistencias y avanzarás hacia adelante con mucha más energia y foco.



Bien, ahora…

¡Ya tienes un objetivo super bien definido! ¡¡Felicidades!!

Y, ¿Eso es todo? Bueno si… y no. No se trata de aplicar esto a un par de objetivos y ya, se trata de habituarte a utilizar estas claves continuamente.

Cuando te des cuenta que te estas plantenado un objetivo en negativo haz un STOP en tu mente y pregúntate:

¿Qué quiero?

Define que es lo que vas a ver, oir y sentir que te hará saber que has conseguido tu objetivo.

Asegúrate que te estas enfocando en aquello que puedes controlar, que mantienes la intención positiva y que respeta el resto de áreas de tu vida.

Cuanto más lo pongas en práctica, más fácil te será definir bien todos tus objetivos, hasta que se convierta en un proceso casi automático.

Ahí es donde encontrarás los mayores beneficios.



Ahora, ¡Quiero saber de ti!

¿Cómo vas a aplicar lo que has aprendido en este artículo?

¿Cuál es la clave que más te ha gustado?

Déjamelo en los comentarios.

Un gran abrazo,

Clara

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.